lunes, 20 de marzo de 2017

6 Razones Ocultas #ocultas #misterio #leydeatraccion



Hola Amig@  como estas!

Recuerdas en dónde escuchaste o viste el concepto de la ley de atracción, comenzaste a dudar si puede existir y como todo entrenamiento nos cuesta ver con claridad como empezar y que camino seguir… nos cuesta mucho mirarnos a nosotros mismos y evaluar los resultados en nuestra vida,  a dónde hemos llegado? Cuantas metas y sueños alcanzamos? y darnos cuenta que muchas veces ya dejamos de soñar que es posible?

Esto más que un obstáculo es un serio problema de autoestima, en nuestra actitud, porque nos resta energía interna, confianza para los nuevos proyectos y el miedo nos inmoviliza para seguir adelante.
Realmente cuando sucede esto no disfrutamos lo que hacemos, estos pensamientos y nuestra propia vibración espiritual nos impide valorar y agradecer lo que en el pasado hemos vivido o gozado.

¿Cuánto vale eso para ti, para tu vida?

Te invito que como ejercicio del Día y para comenzar la semana hagas una lista de todo lo que has logrado.

Todas las personas importantes que aparecieron en tu vida y te dejaron una enseñanza positiva.

Reconoce tus valores y cualidades. Esto es muy importante para tu autoestima, que reconozcas el gran valor que tienes…

Cuando pensamos en grande y tenemos metas desafiantes, existe una motivación muy fuerte para vivir cada día con pasión, entusiasmo y energía. Una fuerza invisible nos guía hacia nuestro destino y de eso se trata el Secreto,  vamos construyendo nuestro camino paso a paso.
Hay veces que los pensamientos empiezan a divagar y empezamos a visualizar cosas lindas que nos gustaría lograr o que pasen. Pero entramos en una especie de “trance” de autoboicot en donde imaginamos resultados aparentemente imposibles de lograr.

Y nos decimos a nosotros mismo: me gustaría poder soñar más seguido...pero es imposible...

Creo que mucha gente ha dejado de soñar, nos volvimos muy físicos y dejamos de creer…nuestra sociedad se ha encargado de que sigas dormido...

Nuestra mente tiene esa capacidad para auto limitarnos en nuestro potencial y hacernos creer que lo que queremos es imposible, que no eres merecedor o bien implicará demasiado esfuerzo, tiempo y sacrificio.
Un ejercicio para hoy es escribir: Tu sueño...

Mi sueño es  xxxxx.................................................................

Voy a mostrarte las 6 razones ocultas:

1-No es lo que realmente quieres. Cuando te propones algo que en realidad no quieres hacer, ya sea porque crees que debes hacerlo o porque otras personas lo esperan, es normal que  no encuentres ni tiempo ni motivación, al fin y al cabo no es lo que tú quieres. Por eso es importante que seas tú quien quiere conseguirlo, que sea importante para ti. 

2-No es el momento adecuado para ti. En los tiempos que corren, en los que hay que hacer de todo y cuanto antes mejor, se nos olvida que no se puede hacer y tener todo a la vez; y esa puede ser una de las razones de que no consigas lo que te propones. Considera, según tus circunstancias y prioridades actuales, si este es el momento adecuado para llevar a cabo tus objetivos. 

3-Tus objetivos están poco definidos, no hay claridad… estas confuso.
Específicos. Qué, cuándo, cómo y dónde. Hacer más ejercicio no es un objetivo específico. La alternativa podría ser  hacer 30 de caminita diaria, o 30 minutos de yoga tres días a la semana, esto como un ejemplo…
Medibles. Tienes que saber cuándo has conseguido tu objetivo. Ganar más dinero es un mal ejemplo de medible, la alternativa sería ganar 1500 Dólares por ejemplo.

Con límite de tiempo. Ponerte una fecha límite conseguirá que te centres y esfuerces más por conseguir tu objetivo. Así, siguiendo el ejemplo anterior, puedes sustituir ganar 1500 euros dólares por ganar 1500 dólares en tres semanas.

4- Te centras en el resultado no en el proceso. No esperes a celebrar tus logros cuando llegues al final, premia tu actitud, tu esfuerzo, tu progreso, no el resultado. Lo que importa es lo que te estás esforzando. Así que a cada paso reconoce lo bien que lo estás haciendo y prémiate de vez en cuando. Así conservarás la motivación durante todo el proceso.

5-Subestimas el tiempo y energía que vas a necesitar. Normalmente subestimamos el tiempo y energía que va a requerir una actividad porque no tenemos en los imprevistos, interrupciones y contratiempos. El resultado es que no acabas cuando habías planeado, te agobias, te sientes poco eficiente y abandonas, desmotivado. La próxima vez calcula más tiempo del que crees que te llevará.

6-Eres demasiado exigente. Comprométete contigo mismo y no busques excusas, pero sé flexible, para reprogramar tu mente y trabajar tu apertura espiritual desde tu subconsciente debes dedicar tiempo y disciplina diaria a tu entrenamiento, la magia viene con la repetición y la disciplina.


Un abrazo Grande y que tengas un gran comienzo de Semana!
Sensei Diego