lunes, 26 de diciembre de 2016

Visualizando un Nuevo Año #como enfocarnos en forma Positiva #leydeatraccion

Hola Amig@ como estas!


Quiero agradecer tanto email con saludos para esta Navidad, Gracias de alma a alma…

visualizando un nuevo añoLa física cuántica descubrió lo que los maestros de metafísica y espirituales sabían desde hace siglos. En realidad, nuestro universo físico no está compuesto en absoluto de ninguna materia, en un 99.99999% de espacio vacio.

Su componente básico es un tipo de fuerza o esencia que podemos llamar energía. Las cosas parecen ser sólidas y estar separadas unas de otras en el nivel en que nuestros sentidos físicos suelen percibirlas. Sin embargo, a niveles más sutiles, como por ejemplo, el atómico y el subatómico, la materia aparentemente sólida se ve como partículas más y más pequeñas dentro de otras partículas, acaban por no ser otra cosa que pura energía.

Físicamente, todos somos energía y todo lo que hay en nosotros y lo que nos rodea está hecho de energía, muy difícil de percibir en nuestro mundo material. Todos formamos parte de un gran campo energético, y la energía como la electricidad, genera un campo magnético.

 Percibimos todas las cosas como separadas unas de otras, como algo sólido, cuando, en realidad, no son más que diversas formas de nuestra energía esencial que es común a todo. Todos somos uno, incluso en el más literal y físico de los sentidos. La energía vibra a diferentes velocidades, y por lo tanto, presenta distintas características, que la hacen más ligera o más densa. El pensamiento es una forma de energía relativamente sutil y ligera, y por consiguiente, muy sensible a los cambios.

La materia es una energía relativamente densa y compacta, o lo que es lo mismo, más lenta para moverse y cambiar. Dentro de la materia también existen grandes diferencias. La carne de los seres vivos es relativamente ligera, cambia rápidamente y se altera con facilidad por muchas razones. En cambio, una piedra es una forma de energía mucho más densa, más lenta para cambiar y más difícil de alterar. Y, sin embargo, incluso las rocas se ven afectadas y cambian por la acción de la sutil y ligera energía del agua, por ejemplo. Todas las formas de energía están interrelacionadas y se alteran unas a otras.

Una de las leyes de la energía postula que una energía de determinadas características y vibración tiende a atraer energías de características y vibración semejantes. El pensamiento y los sentimientos tienen su propia energía magnética de naturaleza similar. Podemos observar este principio en la práctica cuando, por ejemplo, nos encontramos por casualidad con alguien en quien acabamos de pensar, o cuando tomamos al azar un libro que contiene la información que justamente necesitábamos en ese momento.

El  pensamiento  es energia. Se manifiesta instantáneamente, a diferencia de otras formas de energías más densas, como la materia. Cuando creamos algo, empezamos, hacerlo en forma de pensamiento. Un pensamiento o idea siempre precede a su manifestación real. Pienso que voy a hacer la cena es la idea que precede a la preparación de una comida. Quiero un vestido nuevo es la idea anterior a ir a comprarse uno. Necesito un empleo es el pensamiento previo a buscarlo. El artista primero tiene una idea o inspiración y luego crea, por ejemplo, un cuadro. El arquitecto realiza en primer lugar un diseño y luego construye la casa. La idea es como una película fotográfica: crea una imagen de la forma que luego se magnetiza y conduce la energía física para que confluya en esa forma y pueda llegar a manifestarse en el plano físico.

Este principio sigue siendo válido aunque no emprendamos una acción física directa para que nuestras ideas se materialicen. El mero hecho de tener una idea o pensamiento alojados en nuestra mente es una energía que tenderá a atraer y crear la forma en el plano material. Si pensamos constantemente en la enfermedad, podemos acabar enfermando. Si pensamos en nosotros mismos como algo hermoso, acabaremos siéndolo. Las ideas y sentimientos subconscientes que albergamos en nuestro interior actúan del mismo modo, con un mayor poder en forma de piloto automático, formando los pensamientos dominantes, sean positivos o no.

Desde el punto de vista práctico, esto significa que siempre atraemos a nuestras vidas aquello en lo que creemos con más fuerza, nuestro pensamiento dominante, lo que ansiamos más profundamente, lo que imaginamos de un modo más real.

Cuando tenemos una actitud negativa o temerosa, insegura o ansiosa, tendemos a atraer las mismas experiencias, situaciones o personas que estamos tratando de evitar. Si adoptamos una actitud básicamente positiva, con nuestra mente y nuestras expectativas orientadas hacia el placer, la satisfacción y la felicidad, atraeremos y crearemos situaciones, acontecimientos e incluso personas conforme a nuestras expectativas más positivas.

Por lo tanto, cuanta más energía dediquemos a re-educar y acondicionar nuestra mente subconsciente con afirmaciones, sugestiones e imágenes positivas, con más rapidez empezará a manifestarse en nuestras vidas esa vibración positiva.
Visualizamos un nuevo años y debemos enfocarnos para trabajar en esa educación, hay un audiovisual de entrenamiento en el estore que podes adquirir para entrenarte en la visualización creactiva- quiero ver el audiovisual

Mi entrenamiento paso a paso es una herramienta de cambio maravillosa para lograr ese acondicionamiento y re-educacion del tu mente profunda y subconsciente con resultados garantizado-quiero comenzar con el entrenamiento hoy

Un abrazo Grande
Sensei Diego